Mínima hipoteca

Mínima hipoteca

El sistema Madergia implica un compromiso con precios competitivos para las calidades ofertadas. Además incorporamos al análisis de la inversión el concepto de hipoteca energética.

Una vivienda concebida y ejecutada bajo criterios de eficiencia energética, puede reducir un 80% el consumo de energía respecto a una vivienda de mala calificación. Si unimos a este dato el hecho de que el coste de la energía es un factor no controlable y claramente creciente, la hipoteca energética se convierte en un factor tan importante como la hipoteca financiera constituida en el momento de la compra, y que además está fuera de control.

En Madergia aplicamos técnicas para minimizar este efecto, en fase de proyecto, y cuidamos la ejecución para garantizar que el resultado será satisfactorio. Realizamos un análisis energético de la envolvente y optimizamos la inversión para el uso real de la casa.

En el caso de viviendas construidas bajo el estándar Passivhaus, el súperaislamiento, la eliminación de puentes térmicos, las carpinterías exteriores de alta calidad, la hermeticidad y la ventilación automática con recuperación de calor, hacen que la reducción de los consumos sea máxima, liberando a los propietarios de la casa de la influencia de los aumentos del precio de la energía y minimizando la hipoteca energética. La certificación de la vivienda bajo Passivhaus permite acceder a reducciones del tipo de interés hipotecario en algunas entidades bancarias.