La madera responde a los criterios de eficiencia energética

20 junio, 2013

Artículo publicado el pasado domingo 16 de junio de 2013 en el Diario de Noticias.

La madera es un elemento de construcción que ha vivido unos avances técnicos muy importantes en los últimos años. De hecho, hoy en día se postula como uno de los materiales más completos atendiendo a los criterios de sostenibilidad y eficiencia energética. Los profesionales basan sus cualidades y beneficios tanto por su proceso de producción como por su capacidad innata de aislar, por lo que es un elemento constructivo apto para todo tipo de climas. Como explica Diego Núñez, ingeniero asociado de la empresa Madergia, “es un material que nace en la naturaleza gracias a la energía solar, por lo que en su producción no se contamina, no se emite CO2 a la atmósfera, no es como producir hormigón o acero, para lo que necesitas energía de transformación”.

diario_de_noticias_construcción (1)

Asimismo, “es un material natural, el único material de construcción estructural aislante que permite un tipo de construcción de mucha precisión, con gran facilidad de transformación y de mucha calidad. Y trabajando con madera se consiguen edificios que son eficientes energéticamente porque permite construir sin puentes térmicos”.

La madera, al contrario que los metales, es un material mal conductor, negativo, permite que durante los meses de invierno no deje que el calor obtenido en el interior de la vivienda se escape, y en los meses de verano guarde una temperatura confortable en las viviendas al no dejar que penetre en exceso el calor. Por consiguiente, los inquilinos obtienen un ahorro energético en sus facturas de la electricidad.

Construcción sostenible

La madera y derivados para la construcción responde a los criterios de construcción sostenible,algunos de ellos, como señalan los profesionales son: conservación y reutilización de los recursos naturales, en este sentido, la madera es un recurso que bien gestionado es inagotable; utilización de recursos renovables y reciclados; análisis del ciclo de vida de los materiales, teniendo en cuenta la prevención en la generación de residuos y emisiones contaminantes; y la reducción de la energía utilizada, que se consigue gracias al aislamiento propio de este material.

diario_de_noticias_construcción (2)

Origen sostenible de la madera

En ciertas ocasiones se puede relacionar la madera para la construcción con la tala indiscriminada. Pero nada más lejos de la realidad, toda la madera que se produce a nivel europeo se hace en bosques homologados que respetan el medio ambiente. Para que las empresas muestren a sus clientes que la procedencia de la madera que comercializan proviene de bosques homologados existen dos certificaciones:

El ecoetiquetado PEFC y la etiqueta FSC. Estos certificados sirven de guía para los posibles compradores, sin embargo, su ausencia no es sinónimo de que se trabaje con madera ilegal. También hay empresas que no etiquetan su producto y trabajan de forma responsable con el medio ambiente.